61cd3e6a8479df51e0d83114e2dd3ea4.jpg

COLORING THE WORLD IN 2020: THE PULSERA PROJECT'S YEAR-END REVIEW

¡Bienvenidas y bienvenidos al reporte de fin de año 2020 de The Pulsera Project!

 

Gracias desde el fondo de nuestro corazón a quienes continuaron apoyando con entusiasmo a The Pulsera Project durante un año tan difícil; les apreciamos mucho a todos y todas y realmente no podríamos existir sin ustedes.

LA MISIÓN DEL PROYECTO

 

Mientras trabajabamos para navegar en las dramáticas repercusiones de COVID-19, en el lado Centroamericano y en el lado Estadounidense de The Pulsera Project, hicimos todo lo posible para asegurar la supervivencia de las tres partes entrelazadas del proyecto:

 

1) Empleando personas artesanas de pulseras en Nicaragua y en Guatemala

2) Educando a estudiantes Estadounidenses mediante la venta de pulseras

3) Invirtiendo los ingresos de la venta de pulseras en comunidades Centroamericanas

NUESTRO MODELO DE EMPRESA SOCIAL

El modelo de empresa social sin fines de lucro de The Pulsera Project es único porque enriquece vidas tanto en Estados Unidos como en el extranjero, al convertir las ventas de pulseras en un programa educativo. Vendemos pulseras para brindar oportunidades a las personas centroamericanas, pero al mismo tiempo educamos a miles de estudiantes estadounidenses sobre el comercio justo, la cultura centroamericana y una variedad de temas de justicia social. Alentamos a las y los estudiantes a abrir sus corazones para preocuparse por los demás, pero también les alentamos a abrir sus mentes a la asombrosa diversidad de ideas y perspectivas en nuestro mundo. Este modelo de ganar-ganar es la magia de The Pulsera Project.

EL PROYECTO EN ESTADOS UNIDOS

COVID-19 Y THE PULSERA PROJECT

 

A medida que el calendario cambió a marzo de 2020, The Pulsera Project, al igual que millones de empresas y organizaciones en todo el mundo, se vio afectado por los abrumadores impactos de la pandemia de COVID-19. Como organización sin fines de lucro cuyos fondos se recaudan casi exclusivamente a través de colaboraciones con escuelas, los efectos fueron particularmente duros para nosotros, ya que miles de escuelas cerraron indefinidamente para mantener a los estudiantes y maestros a salvo del Coronavirus.

 

En general, 2020 marcó una recesión sustancial para nosotros en las colaboraciones escolares después de casi diez años de crecimiento constante año tras año; desde marzo, hemos hecho todo lo posible para mantener el proyecto a flote y asegurarnos de estar listos para regresar más fuertes que nunca, cuando el mundo vuelva a la normalidad.

 

En los Estados Unidos, esto incluyó la eliminación de todos los salarios del personal desde el 1 de septiembre hasta el 31 de diciembre, una medida que nos permitió permanecer en una posición financieramente viable para continuar nuestro trabajo sin poner en riesgo las finanzas del proyecto. Tuvimos la suerte de obtener préstamos tanto del Paycheck Protection Program and the Economic Injury Disaster Relief, para complementar algunos de los fondos que de otro modo hubiéramos esperado obtener de las ventas de escuelas en 2020, y durante este período todos continuamos invirtiendo cientos de horas de forma voluntaria para que el proyecto siga avanzando.

COLABORACIONES ESCOLARES

 

Nuestra misión no sería posible si no fuera por los esfuerzos voluntarios de miles de maestros y estudiantes en los Estados Unidos, quienes no solo crean empleos significativos en Centroamérica, sino que también aprenden sobre justicia social, solidaridad, comercio justo y ciudadanía global a través de las ventas de pulseras.  Incluso frente a una pandemia mundial, The Pulsera Project pudo colaborar con 343 escuelas en 2020, frente a las 1,034 en 2019, una disminución que se explica casi por completo por el hecho de que las escuelas de todo el país lucharon para reabrir o para realizar actividades extracurriculares.

 

Como parte de nuestro esfuerzo para permitir que las escuelas realicen eventos de pulsera de manera segura este año, hicimos algunos cambios en el programa de venta de pulseras para que sean más apropiadas a los tiempos del Covid en 2020. Por primera vez comenzamos a aceptar pagos digitales a través de Venmo, procurando evitar transacciones en efectivo, ampliamos la duración predeterminada de las ventas de dos a cuatro semanas, creamos nuevos  mostradores para permitir que las personas compren pulseras a distancia y creamos un nuevo sistema que permitía a las escuelas comprar pulseras por adelantado si no querían pasar por el proceso de organizar una venta escolar tradicional completa.

 

En total, The Pulsera Project ha colaborado con 3,294 escuelas y, con la ayuda de muchas colaboraciones con escuelas por varios años, estudiantes, maestras y maestros han organizado 5,746 eventos escolares de The Pulsera Project desde 2009.

131338469_399697201474357_90763956685953
Venta de pulseras a Salgado Jr. High
121955447_10158530864871166_127632693590
Venta de Pulseras a Shining Mountain Waldorf School

EL PROGRAMA EDUCATIVO DE EE. UU.

 

The Pulsera Project tenía grandes metas en 2020 ya que esperábamos expandir nuestra misión de educación de justicia social y comercio justo en las aulas de español y estudios sociales. Además de adaptar algunos de nuestros materiales para otras clases y materias, estábamos trabajando en asociación con el National Council for the Social Studies and the American Association of the Teachers of Spanish and Portuguese, y también habíamos comenzado a trabajar en alianzas con conferencias regionales de idiomas cuando el COVID golpeó.

 

El proyecto también se embarcó en dar el siguiente paso de un nuevo capítulo emocionante: la primera conferencia de The Pulsera Project en Antigua, Guatemala. La conferencia estaba programada para inaugurarse en 2021, después de un viaje exploratorio con algunos de nuestros expertos en educación y, aunque nuestro viaje de planificación se canceló debido al COVID, esperamos reiniciar la planificación después de que termine la pandemia.

 

2020 fue un año extremadamente difícil para las y los educadores, con maestros y maestras de todo el país luchando por pasar al aprendizaje en línea o híbrido en un período de tiempo extremadamente corto. A finales de marzo, ofrecimos nuestros materiales educativos de forma gratuita y estuvieron disponibles para todas las personas, y organizamos una serie de seminarios web para ayudar a las y los maestros a gestionar la transición. Nos gustaría agradecer especialmente a Melisa Lopez y Hannah Joseph por dirigir dos de estos seminarios web mientras hacían malabares enseñando y otras tensiones de la cuarentena.

 

Hannah también desarrolló y compartió una sala de escape digital y una serie de actividades de aprendizaje a distancia, listas para usar como recursos adicionales para los maestros. Aunque 2020 fue un año extremadamente difícil, continuamos trabajando con un grupo increíble de maestros y maestras para seguir coloreando las aulas, incluso si la mayoría de ellas eran virtuales.l.

90776456_10157893508766166_2974712542691
Click the above image to check out our digital escape room!

ASOCIACIONES Y CONFERENCIAS DE MAESTRAS Y MAESTROS

 

En un año escolar típico, el personal de The Pulsera en los Estados Unidos y las y los maestros colaboradores de todo el país, se presentan en nombre de The Pulsera Project en conferencias estatales y regionales, pero como tantas otras cosas, esto se detuvo de repente en marzo.

 

Uno de nuestros principales objetivos educativos en los Estados Unidos es promover la justicia social y la educación lingüística, y aunque nuestro año fue interrumpido por el COVID, todavía trabajamos con algunas maestras y maestros fenomenales para compartir nuestras experiencias con otras personas educadoras.

 

Erin Hunkemoeller y Sarah Ross dieron una presentación fenomenal sobre la educación en justicia social y el dominio del idioma en la North Eastern Conference for the Teaching of Foreign Language 2020, justo antes de la pandemia. Desafortunadamente, esa fue nuestra última conferencia del año, ya que el COVID pronto cerró todas las demás conferencias en persona.

OPERACIONES EN ESTADOS UNIDOS

 

Las operaciones en Estados Unidos continúan teniendo su sede en Charleston, SC, donde las cosas en la oficina se desaceleraron para nuestro equipo en 2020 a la luz de una gran disminución en las ventas de pulseras en las escuelas.

 

Los principales miembros del equipo en Estados Unidos, Jillian, Colin y Chris continuaron administrando las colaboraciones con escuelas y manejando una amplia gama de tareas, desde contabilidad, redes sociales, actualizaciones de sitios web, creación de material educativo, solicitudes de préstamos, conteo de pulseras, envíos de productos y coordinación con el equipo en Centroamérica.

 

Una nota particularmente positiva en 2020 llegó en la forma de una nueva incorporación a la familia de The Pulsera Project: Jillian y su esposo Adam dieron la bienvenida al mundo a su hija en mayo, y ella, un par de días a la semana, ha sido una presencia maravillosa (aunque agradablemente distraída) en la oficina. ¡Felicitaciones a Jillian y Adam por su familia en crecimiento!

 

En marzo nos entristeció despedirnos de Tamara, nuestra trabajadora de tiempo parcial, quien había sido una parte integral de nuestras operaciones en Estados Unidos durante el año anterior. Estamos muy agradecidos por su contribución al proyecto durante el año que estuvo con nosotros, ¡le deseamos lo mejor en sus planes profesionales futuros!

 

A medida que nos acercamos al 2021, todo nuestro equipo de Estados Unidos tiene la esperanza y el entusiasmo de que nuestros calendarios de trabajo comiencen a llenarse con más colaboraciones con escuelas, ¡y que las cosas comiencen a volver a la normalidad pronto!

PROYECTO EN CENTROAMÉRICA

COVID-19 Y THE PULSERA PROJECT

Al igual que en el lado Estadounidense del proyecto, el COVID-19 también cambió por completo nuestras operaciones en Nicaragua y Guatemala. A pesar de eso, el proyecto hizo todo lo posible para mantener relaciones cercanas y sinceras con las y los artesanos, las organizaciones asociadas y las comunidades en las que trabajamos. Por seguridad, nuestro equipo implementó protocolos únicos para las cinco compras de pulsera este año, así como, para clasificarlos, empacarlos y enviarlos a la sede en Estados Unidos,  Charleston, Carolina del Sur. Y aunque no era posible realizar visitas domiciliarias personalmente, reuniones o viajes a Guatemala, nuestro equipo en muchas ocasiones pasó horas hablando por teléfono con todos y todas, incluso a pesar de las secuelas de los huracanes consecutivos, Eta e Iota, que devastaron la región.

 

Nuestra abrupta y nueva realidad financiera también presentó la difícil tarea de equilibrar la necesidad de reducir los gastos no esenciales mientras continuamos apoyando a nuestros artesanos y artesanas en un momento de necesidad. Al comienzo de la pandemia, nuestros ingresos se detuvieron de la noche a la mañana y estábamos operando en una nube de incertidumbre sobre cuándo podría reanudarse. En ese momento tomamos algunas decisiones muy difíciles para asegurar la supervivencia del proyecto y la posibilidad de un mayor impacto positivo en el futuro.

 

La más difícil de estas decisiones fue decir separarnos de la mitad de nuestro personal local y reducir nuestros artesanos de 166 a solo 12. Afortunadamente, a finales de 2020 las escuelas comenzaron a reabrir lentamente y ahora estamos comenzando a discutir cómo y cuándo el trabajo de las y los artesanos volverá a encarrilarse. Fiel a nuestros valores, tanto en los casos de despidos de personal como de personas artesanas, ofrecimos total transparencia y avisamos nuestra decisión a todas y todos los artesanos con 6 meses de anticipación para ayudarles a prepararse para una nueva realidad. El personal restante también redujo voluntariamente su salario en solidaridad con el proyecto y sus pares.

LAS Y LOS ARTESANOS DE NICARAGUA Y GUATEMALA

 

Mientras los y las estudiantes estadounidenses se involucraron con el proyecto en el aula y mediante el aprendizaje virtual, 166 artesanos hicieron otras 152,003 pulseras y 2,000 bolsitas que pronto colorearán las muñecas y el corazón de las y los jóvenes estudiantes que sostienen el proyecto a través de su apoyo. Estos artistas recibieron ingresos y beneficios por un total de $218,585 en 2020: $196,033 por sus productos y otros $22,552 en beneficios. Además de esto, The Pulsera Project financió la oficina / centro artesanal en Granada y un personal de seis personas para atender a los artistas y sus familias inmediatas, un total de 630 personas.

 

Las y los artistas provienen de diversas comunidades a lo largo de Nicaragua: Masaya, San Marcos, Managua, Zapatera, Peñas Blancas, San Ramón, Catarina, Rivas, Granada y Chichigalpa. The Pulsera Project es una mezcla interesante de generaciones de áreas urbanas y rurales, incluidos artesanos jóvenes que se levantan de sus camas con teléfonos celulares en la mano y artesanas de áreas rurales cuyas familias se levantan de madrugada para cosechar café o trabajar la tierra. Es una unión hermosa, donde la alta tecnología y la baja tecnología contribuyen al bien común.

 

En Guatemala, las artesanas están agrupadas en dos cooperativas: la cooperativa de mujeres Sanik en El Triunfo, Sololá y la cooperativa de mujeres MayaMam en Cajola, Quetzaltenango. Las artistas de MayaMam hacen pulseras, pero también tejen todos los hermosos y coloridos bolsos pequeños que vende The Pulsera Project. Las artesanas y artesanos de todas las comunidades trabajan desde casa, establecen sus propios horarios y disfrutan de mucha libertad personal, especialmente la libertad de pasar un precioso tiempo con sus hijos. Como miembros de la Federación de Comercio Justo, pagamos precios de comercio justo que generalmente duplican o triplican el precio del mercado local.

sanik.jpg
Artistas de Sanik
Screen Shot 2021-02-21 at 11.52.09 AM.pn
Artistas de MayaMam Weavers en Guatemala
150572312_10158837439901166_733851825931
Screen Shot 2021-02-21 at 11.54.34 AM.pn
Jhonatan Velásquez Castro fue uno de los muchos beneficiarios que se recibieron en 2020 - él se graduó de la carrera de Enfermería.
Members of our artisan team who received funds from the Pulsera Project's housing program in 2020.
Artesanos.jpg

CENTRAL AMERICAN OPERATIONS

 

La sede en Centroamérica de The Pulsera Project se encuentra en la histórica ciudad de Granada, Nicaragua, donde artesanos líderes y tres colaboradores trabajan juntos para definir y lograr la misión del proyecto.

 

Nuestro año comenzó con un esfuerzo sin precedentes por reestructurar el proyecto del que las y los artesanos fueron principalmente beneficiarios, a otro en el que ellos son los arquitectos y constructores del mismo. La visión es un proyecto guiado por artesanas y artesanos líderes que promueven activamente los valores y el espíritu de The Pulsera Project a través del activismo y liderazgo comunitario. Hemos crecido para ver que nuestro enfoque anterior en mejorar el bienestar de los artesanos individuales era solo un trampolín, parte de una curva de aprendizaje hacia la valoración, por igual, del bienestar de la comunidad y el bien común.

 

El primer trimestre de 2020 se dedicó por completo a esto antes de ser descarrilado por la pandemia. Afortunadamente, en el último trimestre, encontramos nuestro equilibrio y volvimos a ello con un grupo selecto de 12 artesanas y artesanos estrellas, que participaron en talleres sobre comercio justo, formación de equipos, desarrollo comunitario y sesgos cognitivos.

 

Estos talleres continuarán durante el primer semestre de 2021 y formarán la base para un futuro mejor y más brillante en el que estos líderes y lideresas guiarán el proyecto y asesorarán a los nuevos artesanos y artesanas mientras reconstruimos este año.

Nica Team.jpg
Equipo antes COVID: Jorge, Oscar, Skarlette, Evan, Arquimedes

VENTAS Y GANANCIAS

VENTAS DE PULSERA EN ESTADOS UNIDOS EN 2020

El personal de Estados Unidos y Nicaragua dedica gran parte de su tiempo a la educación de las y los estudiantes en Estados Unidos, el bienestar de las y los artesanos y otras áreas centradas en el ser humano, pero como empresa social sabemos que la gestión eficiente de la empresa es fundamental para nuestra supervivencia y sostenibilidad.

 

En 2020, The Pulsera Project recaudó $283,703 de la venta de productos y $542 de donaciones por un total de $284,245, por debajo de los $1,069,339 en 2019. En total, se invirtieron $332,304 en Centroamérica en 2020, para financiar compras de pulseras, beneficios a personas artesanas, operaciones en Centroamérica e inversiones en empresas sociales en Nicaragua y Guatemala. Algunos de los fondos invertidos en 2020 se habían aprovisionado de lo que se recaudó en 2019.

GANANCIAS DE LA VENTA DE PULSERAS

Las y los estudiantes y maestros y maestras ocasionalmente preguntan si todas las ganancias de las ventas de pulseras van directamente a las personas artesanas. The Pulsera Project está diseñado para beneficiar a tres grupos: personas artesanas, comunidades de personas artesanas y estudiantes en Estados Unidos.

 

Las y los artesanos obtienen ingresos y beneficios, las organizaciones comunitarias centroamericanas reciben subvenciones para financiar su trabajo y las y los estudiantes estadounidenses se benefician de un programa educativo de clase mundial financiado por el proyecto en su nombre. Es un motivo de orgullo para las y los artesanos que su trabajo los beneficie no solo a ellos, sino también a sus comunidades extendidas y a las y los estudiantes en Estados Unidos.

 

Después de pagar a los y las artesanas por sus pulseras, financiar los beneficios para las y los artesanos y el programa educativo de EE. UU., The Pulsera Project donó $22,450 a organizaciones comunitarias. Esto fue significativamente menor que en años anteriores debido tanto a una reducción en las ventas como a la priorización del empleo de las y los artesanos con los fondos limitados que teníamos.  Además, por segundo año ayudamos a los aliados del proyecto a obtener fondos y donaciones a Nicaragua de forma gratuita. Aunque nuestra participación fue mínima, les ahorró dinero y resultó en otros $31,400 de fondos destinados a las comunidades con las que trabajan. Estas son las organizaciones con las que colaboró ​​The Pulsera Project en 2020:

Bufete Popular Boris Vega - un bufete de abogados y abogadas sin fines de lucro fundado en los principios de la Teología de la Liberación. Su trabajo se centra en los derechos de los y las trabajadoras, la reforma agraria y la justicia social. En 2020 donamos $15,000 para subsidiar honorarios legales para poblaciones explotadas que carecen de acceso a servicios legales y justicia.

 

Asomujerdi: una organización comunitaria indígena que aboga por los derechos de las mujeres, niñas y adolescentes a que se escuchen sus voces en Racantacaj, una aldea en Sololá, Guatemala. Para lograr este objetivo, han creado un programa de radio comunitaria dirigido por mujeres que sirve como un espacio para discutir los problemas y desafíos específicos de la comunidad indígena femenina. Las niñas son capacitadas para escribir y grabar sus propias producciones que luego se transmiten por radio. En 2020 contribuimos con $950 para cubrir los gastos generales y mantener sus programas al aire.

 

Frater: Una organización que trabaja en la formación, el bienestar, la conciencia pública y la promoción de los derechos de las personas con discapacidad en Masaya, Nicaragua. Están trabajando en el montaje y construcción de un gran taller para la reparación y mantenimiento de herramientas de movilidad para personas con discapacidad, como muletas, sillas de ruedas, elevadores electrónicos y otros, lo que mejorará el acceso de estos medios para las personas con discapacidad en Nicaragua. En 2020 les dimos $2,500 para ofrecer equipos de seguridad, educación y capacitación sobre el COVID-19 para 105 miembros y sus familias.

 

RedNica: Una organización sin fines de lucro que trabaja para aumentar los ingresos y la dignidad de las personas recicladoras individuales en Nicaragua. Les ayudan a organizarse en cooperativas y luego les brindan apoyo en la formación técnica y humanística. Actualmente trabajan con 24 cooperativas. En 2020 les dimos $4,000 para ayudarles a desarrollar y elaborar productos de consumo a partir de materiales reciclados.

 

Grupo Fénix: Una de las comunidades de energía renovable más antiguas y respetadas de Nicaragua, apoyamos sus operaciones generales, becas y la hermosa vibra de su liderazgo, gente y trabajo. En 2020 les ayudamos a canalizar fondos y donaciones a Nicaragua.

 

La Base: La sucursal Nicaragüense de The Working World USA. Promueven y financian las cooperativas de trabajadores a través de préstamos a bajo interés y capacitación empresarial, poniendo las finanzas en manos de las y los trabajadores sin hacerles depositar garantías ni asumir el peso de la deuda que puede amenazar su bienestar. En 2020 les ayudamos a canalizar fondos y donaciones a Nicaragua.

64261549_10157100454531166_8528119833538
Grupo Fenix
60921608_10157028804166166_8582997446722
Frater
83812971_10157712865576166_6082924213813
RedNica
127145130_2752084591725437_2549226132620
Asomujerdi

ADMINISTRAR EL PROYECTO: UN TRABAJO DE AMOR

En 2020, como en años anteriores, se pagaron salarios al Equipo Pulsera para operar los programas educativos y de personas artesanas, pero además, las y los miembros voluntarios de la Junta dedicaron tiempo sustancial para apoyar a los miles de maestros, maestras y estudiantes que también ofrecen su tiempo y esfuerzo al proyecto. Una gran parte del trabajo de la Junta en 2020 fue navegar por la situación financiera de The Pulsera Project frente al COVID-19, y trabajar en conjunto con el personal de EE. UU. y Centroamérica para elaborar un plan de acción que podría mantener el proyecto viable hasta bien entrado el futuro.

 

Sue Patterson, miembro de la Junta, continuó ofreciendo su tiempo como voluntaria para manejar la administración general del proyecto, mientras que Amanda Seewald se ha mantenido como una voz destacada y colaboradora de nuestro programa educativo. Joe Terranova organiza reuniones y actividades de la Junta, mientras que Daniela Guerrero y Chris Crane evalúan y recomiendan inversiones de impacto social en su trabajo con el personal y el Comité de Inversiones. Los miembros de la Junta de The Pulsera Project se reúnen regularmente para asegurar que el proyecto gaste todos los fondos de acuerdo con nuestra misión sin fines de lucro y la ley de los EE. UU.

Adelante in 2021

 

2020 fue un año de desafíos sin precedentes para toda la humanidad, y las personas que amamos se vieron especialmente afectadas: nuestros amigas y amigos profesores y estudiantes, que tuvieron que navegar por el aprendizaje a distancia y los cambios constantes en el paradigma académico, nuestras artesanas, que perdieron el principal mercado principal para sus productos con el cierre de escuelas en EE. UU. y nuestros socios y socias, que también se vieron gravemente afectados por la pandemia. Fue un año de decisiones difíciles e incertidumbre, de desafíos en todos los aspectos de nuestro programa y en la visión de un mundo más brillante y colorido.

 

A pesar de las pérdidas y las dificultades, vimos motivos para la esperanza. Las escuelas lograron mantener las ventas de pulseras a pesar de ser parcial o totalmente remotas, recaudando fondos esenciales para mantener el proyecto en funcionamiento. A pesar de los interminables obstáculos y obstáculos, las y los maestros en todo el país colaboraron para brindar la mejor educación posible a pesar de las circunstancias. En general, fue un espíritu de solidaridad y humildad lo que nos ayudó a pasar el 2020, no sólo para The Pulsera Project, sino para toda la humanidad.

 

Al dirigir nuestra mirada hacia 2021, sabemos que aún nos esperan tiempos difíciles, pero también vemos una luz en el horizonte. Sin duda, el COVID interrumpió la esencia misma del proyecto y planteó desafíos que nunca soñamos enfrentar, pero a medida que el futuro se enfoca más, seguimos dedicados a los mismos principios que forman la base del proyecto: empatía, humildad, solidaridad y un impulso implacable por un mundo más justo y colorido. A pesar de los desafíos y contratiempos, nuestra visión del futuro sigue siendo optimista, no porque estemos seguros de qué forma tomará ese futuro, sino por la incansable red de maestros, maestras, estudiantes, administradores, voluntarias y voluntarios que han sostenido y enriquecido este proyecto por más de una década. Aunque todavía enfrentamos muchos desafíos, estamos ansiosos por escribir juntos el próximo capítulo de The Pulsera Project.

Con amor,

The Pulsera Project Team

 

Nicaragua/Guatemala Staff

Oscar Obando

Skarlette Bermudez

Jorge Francisco Morales

Evan Durand

 

U.S. Staff

Jillian Bonner

Chris Howell

Colin Crane

U.S. Board of Directors

Joe Terranova

Amanda Seewald

Daniela Guerrero

Sue Patterson

Chris Crane

**********************************

Los Numeros en 2020

 

Personas artesanas empleadas: 166

Personas artesanas y miembros del hogar: 630

Personas becarias de The Pulsera Project: 72

Colaboraciones con Escuelas: 343

Pulseras compradas: 152.003

Bolsas / carteras compradas: 2,000

Pulseras vendidas: 59.748

Bolsos / carteras vendidas: 2.089

Ventas totales: $ 283,703

Donaciones totales: $ 542

Dinero gastado en recaudación de fondos: $ 0

Total invertido / gastado en Nicaragua / Guatemala: $ 332,304

Ingresos y beneficios de artesanos: $ 218,585

Inversiones de impacto social no artesanales: $ 22,450

Saldo de fin de año: $ 296,987 (más inventario)

Mascotas del Proyecto: 4 (2 Perros, Kennedy y Fred y 2 Gatos, Brinquito y Gordita)

 

Año, Escuelas, Ventas

2009.....27......$39,999

2010.....61.....$108,960

2011.....183....$225,775

2012.....271....$332,400

2013.....470....$473,580

2014.....450....$463,460

2015.....566....$650,900

2016….594….$680,376

2017….837….$955,785

2018….909….$973,243

2019....1,035...$1,067,734

2020.... 343.....$283,703

Total................$5,188,181

Pulsera.jpg