El Proyecto Pulsera comenzó en 2009, cuando 13 amigos estaban en busca de aventuras durante las vacaciones de invierno. Habíamos estado en Costa Rica en los años anteriores (Costa Rica está justo al sur de Nicaragua), pero sospechábamos que Nicaragua podría ser una ventana a otro mundo, uno de profunda belleza natural, gente conocida por su simpatía, amabilidad y profunda pobreza económica.

 

Todo el mundo en nuestro equipo quería surfear, caminar y explorar el país, pero también queríamos ayudar en todo lo que pudiésemos, y experimentar la rica cultura humana que normalmente se ocultada para los turistas. Nuestra aventura Nicaragüense  pronto se convirtió en más de lo que habíamos imaginado, cuando descubrimos un grupo de artesanos jóvenes en una granja en las afueras de Managua. Visitamos la granja muchas veces y siempre nos recibieron como viejos amigos que se habían perdido.

 

Cuando llegó el momento de volver a los estados, los jóvenes nos dieron pulseras como regalo de despedida, y esto es lo que inspiró la fundación de El Proyecto Pulsera. Cuando nuestro grupo regresó a  casa, nos llevamos con nosotros un montón de pulseras y la inspiradora historia detrás de cada obra. No pasó mucho tiempo, antes que los estudiantes comenzaran a vender pulseras en sus escuelas y comenzaron a escribir su propio capítulo en lo que sigue siendo una aventura increíble.

 

El Proyecto Pulsera ha crecido y cambiado mucho en los últimos años. En la actualidad el proyecto es una organización sin fines de lucro ,registrada en EE.UU, que colabora con varios jóvenes, pero que ahora trabaja con más de 150 artistas adultos en regiones de toda Nicaragua, y Guatemala. Nos hemos asociado con artistas independientes, familias, cooperativas y otras organizaciones establecidas en estos dos bellos países de América Central para expandir dramáticamente el mercado para sus obras de arte y a la vez conectando la participación de estudiantes de Estados Unidos en servicio internacional de aprendizaje a través de las ventas de Pulsera.

 

Desde la primera venta de pulseras en 2009, el Proyecto Pulsera y un sinnúmero de estudiantes voluntarios a través de los EE.UU. han vendido más de 400.000 pulseras en más de 1.300 escuelas, recaudando más de $ 2,000,000 para empleo, empoderamiento y educación de muchos artistas nicaragüenses y jóvenes de Estados Unidos.

 

Lo que comenzó en 2009 como un regalo de un par de pulseras, ha crecido hasta convertirse en un rico intercambio entre muchas personas generosas. ¡El Proyecto Pulsera ha sido verdaderamente una aventura coloreando el mundo!