El Proyecto Pulsera compra pulseras tejidas a mano de artistas de América Central y luego se asocia con grupos de estudiantes para venderlos a través de las escuelas de Estados Unidos. Proporcionamos empleo de comercio justo sostenible y ampliamos drásticamente las oportunidades económicas de más de 150 artistas en Nicaragua y Guatemala. También educamos a los estudiantes de Estados Unidos acerca de la cultura de América Latina y la importancia de las prácticas de comercio justo.

 

Con el dinero recaudado de las ventas de Pulsera financiamos muchos programas que permiten a las personas empoderarse a través de la educación secundaria, becas universitarias, programas de vivienda, apoyo a refugio para jóvenes, defensa de los derechos de los trabajadores, fondos para iniciativas medioambientales, y más. Estamos asociados con grupos y organizaciones sin fines de lucro que comparten nuestra creencia de que la ayuda económica es sólo una parte de un intercambio mutuo entre las personas que comparten el conocimiento, ideas y experiencias de la vida para el beneficio de todos.

 

Nuestros proyectos están guiados por una filosofía de potenciación. En lugar de dar cosas a la gente, damos poder a las personas con habilidades, oportunidades y educación que les permitan proveer para ellos y sus comunidades.

Las ventas Pulsera crean oportunidades de liderazgo para los estudiantes interesados en temas de justicia social y  servicio internacional. Decenas de líderes de venta han organizado a miles de voluntarios en más de 1.300 escuelas públicas y privadas, y han vendido la increíble cantidad de 400.000 pulseras desde las primeras pulseras que fueron vendidas en 2009.

 

El éxito de El Proyecto Pulsera se debe a dirigentes estudiantiles y activistas que organizan y dan vida a exitosas ventas, en nombre de los artistas nicaragüenses con los que trabajamos.

 

El Proyecto Pulsera es un campo colorido de pruebas para los que quieren experimentar los desafíos y recompensas del liderazgo.

 

Los líderes del proyecto Pulsera emergen de todos los ámbitos de la vida: los clubes de servicio comunitario, cofradías y hermandades, clubes de español, consejos de alumnos, clubes de derechos humanos, universidades, escuelas primarias e intermedias, y los estudiantes de secundaria que llevan a cabo proyectos de graduación.

El equipo de estudiantes y voluntarios del Proyecto Pulsera educan a muchas personas sobre la vida en Nicaragua. A través de documentales, escritos de estudiantes que han viajado, medios de comunicación social, presentaciones escolares, y fotos que enfatizan el lado positivo de la vida en las naciones en desarrollo. Disolvemos las fronteras de Estados Unidos y abrimos la mente de los estudiantes acerca de la humanidad en el extranjero.

 

Los estudiantes aprenden sobre la pobreza económica en Nicaragua, pero también aprenden a ver más allá de la economía, aprenden a ver el valor del amplio intercambio cultural. La cultura nicaragüense es rica en ritmos sencillos, gente amable y colores vibrantes que pueden enseñarnos a todos a ser mejores personas.

 

En su mejor manera, el  Proyecto Pulsera es "servicio de aprendizaje". Los estudiantes aprenden cómo resolver problemas del mundo real a través de la acción y el compromiso cívico.

 

El proyecto se especializa en proporcionar un convincente plan de estudios de lengua española a las aulas a través de cortometrajes bilingües e historias sobre la cultura latinoamericana y de la juventud.

 

Las escuelas reciben todo lo que necesitan para establecer una venta pulsera completamente gratis - una de las muchas razones por las que más de 1,300 escuelas se han incorporado en colorear el mundo desde 2009.

Desde 2009, voluntarios del Proyecto Pulsera han recaudado más de $ 2.000.000 para empoderar a los artistas de Centroamérica y sus comunidades. Los voluntarios apoyan el comercio justo, las oportunidades de empleo, programas educativos, de orientación financiera, y adoptan ideas progresistas sobre el servicio voluntario.

 

Voluntarios del Proyecto Pulsera definen el servicio como algo más que una experiencia de "buena sensación" centrada en las cosas que damos. Valoramos ah aquellos que servimos, como gente compasiva y  bondadosa, capaz de afectarnos cambiarnos, y enriquecer nuestra comprensión del mundo. Abrimos nuestros corazones y mentes sobre los dones de los demás y los valoramos como compañeros iguales en un viaje compartido. Con humildad amos ayuda, entendiendo que la ayuda económica es sólo un elemento de un intercambio enriquecedor para ambas partes.

 

Apoyamos el mundo de servicio con curiosidad – buscando ideas brillantes y novedosas formas de crear un mundo justo, colorido e inspirador. Recorremos los barrios de Nicaragua y aulas de Estados Unidos, los libros de texto y los ancianos, las fronteras nuevas y del pasado, en busca de mejores formas de apoyar y conectar con gente de todas las culturas.

SERVICIO

LIDERAZGO

LIDERAZGO

EDUCACIÓN